martes, 8 de abril de 2014

La presidenta y el rapero...

Mustafá Yoda rapea en cadena nacional,  frente a la presidenta y otros funcionarios, en el escenario de Tecnópolis en el primer día del Encuentro Federal de la Palabra ...

video

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1679221-quienes-se-presentaron-en-la-inauguracion-del-encuentro-federal-de-la-palabra

domingo, 6 de abril de 2014

El arte afro(norte)americano de Kerry James Marshall


"Me siento abrumado por las representaciones de personas blancas cada vez que voy a un museo. Parece estar universalmente aceptado que estas imágenes son los fundamentos del arte en el mundo occidental."  (Kerry James Marshall)




(resultados de búsqueda de sus obras en Google)

domingo, 30 de marzo de 2014

Oyá - la superheroína que se viene....

Trailer de una película que está terminando sobre Oyá:



Mas info (todo en inglés, lamento) en:
http://www.oyariseoftheorishamovie.com/ 

viernes, 21 de marzo de 2014

La imagen de los "negros" argentinos a comienzos del siglo XX

En el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, un aporte concreto al mejor conocimiento del racismo argentino: reproduzco un artículo aparecido hace pocos meses en la revista Todo es Historia (No. 553, agosto de 2013) y de manera más extensa como capítulo de un libro editado por el GEALA
La imagen de los "negros" a comienzos del siglo 20, examinada a través de los artículos, chistes y propagandas aparecidas en la revista Caras y Caretas (1900-1910):









jueves, 6 de marzo de 2014

El candombe contra la violencia de género

Adriana Montiel y su padre, Jorge Echeverría

Mujeres candomberas en su día y en memoria de Adriana Montiel.
Por Viviana Parody

 El próximo 8 de Marzo, la comparsa África Ruge conmemora el Día de la Mujer en su espacio callejero habitual –La Boca, Plaza de los Bomberos en la que desemboca la calle Caminito, más precisamente en la esquina de Lamadrid y las vías-. Grupos musicales y diversas actividades tendrán su inicio alrededor de las 16hs y su cierre con la salida de los tambores por el barrio, como todos los sábados.
En esta oportunidad, sin embargo, algo marca realmente una diferencia. Estas actividades en este día en 2014 cumplen con rendir homenaje a una mujer que supo nacer en el candombe y ser parte del mismo con total entrega y disfrute, pero también con creciente compromiso cultural y social (con su propia historia de vida  en primer lugar, y la de todos quienes la rodearon). Adriana Montiel, madre de un hijo de 15 años y esposa en un seno familiar interracial,  fue además en 2013 la primer mujer negra que participó de las reuniones de comparsas de Buenos Aires, y así mismo de las gestiones y asesorías en materia de candombe que se pudieron llevar adelante en oficinas del Estado (Secretaría de Cultura de la Nación), pudiendo tener en tales espacios opinión, voz y voto. Su palabra siempre era breve pero acertada, muy atinada, y de tono conciliador.
La muerte de Adriana el pasado 26 de Febrero, relacionada a cuestiones de género que aún se investigan, nos deja además de un profundo dolor una serie de enseñanzas y desafíos que como candomberxs (hombres y mujeres) y como comunidad (negra/afro) debemos atender. En primer lugar, la necesidad de fortalecer el candombe como espacio social y familiar de contención, a fin de que además de significar un espectáculo artístico, el candombe pueda significar una oportunidad de vida para las personas que lo constituyen. En este sentido, el Estado tiene un fundamental compromiso para con las familias afrodescendientes, imposible de llevar adelante si se tiene como único destino posible para el candombe la participación del mismo en festivales artísticos. Detrás de “una comparsa” hay mucho más: hay familias, hay sujetos de derecho. El candombe de todos modos, en su propio fuero interno, también tiene mucho para hacer en materia de lucha por los derechos culturales y sociales, es decir, en materia de ejercicio de la ciudadanía. Resta además, una cuenta pendiente por saldar en materia de género que corresponde a la sociedad toda.

Entiéndase entonces, este homenaje, como un llamado de atención a todas nuestras conciencias en nombre del  afecto y del respeto que Adriana, como muchas mujeres negras que ya no están con nosotros, nos inspiraba a todos quienes frecuentamos o hacemos parte del candombe. En su recuerdo van entonces estas actividades del próximo sábado en La Boca, más todos los nuevos emprendimientos venideros  que a lo largo de 2014 tengan a estas mujeres afro de este barrio como protagonistas, ya que ellas son una fuente invaluable de vida, de lucha, de transmisión, y de transformación “de fondo”. Fortalecer al candombe es fortalecerlas a ellas -y a sus hijos- en primer lugar.

martes, 4 de marzo de 2014

Los Beatles contra la segregación racial (1964)


Hace poco se cumplieron 50 años de la primera gira de Los Beatles a Estados Unidos (comenzó el  7 de febrero de 1964). Su éxito en esa oportunidad superó con creces lo que ellos mismos esperaban, y volvieron de nuevo en agosto de ese año.
En esta segunda gira, el periodista radial Larry Kane recuerda un hecho que mostró la templanza de los -todavía- muy jóvenes músicos. En una parada entre conciertos se enteraron que uno de sus próximos eventos -en el ya demolido Gator Bowl Stadium en Jacksonville, Florida - iba a ser con el público segregado, una costumbre que aún era común en determinadas localidades norteamericanas.
Al conocer la noticia, Paul se paró y dijo " no vamos a tocar allí". John, aún más decidido, dijo "no hay manera de que eso suceda" ("no fucking chance of that happening"). Ringo y George estuvieron de acuerdo.


 Al día siguiente, John fraternizó y nadó en la pileta del hotel -en Key West, en el mismo estado de Florida- con las integrantes de The Exciters, un grupo de tres chicas afroamericanas que formaban parte de la gira (al grupo se agregó más adelante un varón).  Las fotos de John en la pileta con las chicas afroamericanas llamaron la atención de los medios sureños, y generaron más controversia.
Según Kane, que escribió un libro sobre los comienzos de los Beatles, ya unos años antes el grupo había desafiado al establishment musical de Liverpool ayudando a un grupo de músicos británicos negros, The Chants, a cantar en The Cavern. Como eran un grupo puramente vocal, incluso se ofrecieron a tocar con ellos -y lo hicieron, pese a la oposición de su manager, Brian Epstein.


Como en aquella oportunidad en Liverpool, también en Estados Unidos  los Beatles se salieron con la suya: cuando llegó el momento, por primera vez en su historia, el Gator Bowl fue sede de un evento racialmente integrado.

lunes, 24 de febrero de 2014

Gabino Ezeiza -según Clarín


Diario Clarín, 24 de febrero de 2014
El payador que 150 años después sigue dando que hablar
Por Eduardo Parise
Gabino Ezeiza nació en 1858 y de la mano de la improvisación y la guitarra hizo historia. En su honor existe en el país el Día del payador.

Algunos historiadores fijan su fecha de nacimiento el 3 de febrero de 1858. Otros, el 19 de febrero de ese mismo año. De lo que no hay duda es que Gabino Jacinto Ezeiza, nació en una modesta casa de Chacabuco al 200, en el barrio de Monserrat, por lo que era bien de esta Ciudad que después lo iba a convertir en un ídolo. Ahora, más de un siglo y medio después, su imagen de cantor popular sigue intacta aunque su nombre no le diga mucho a las nuevas generaciones.
Gabino era hijo de Joaquín Ezeiza y de Joaquina García. Lo curioso era que siendo de raza negra tuviera ese apellido europeo. La explicación no tiene misterios: su padre había servido a la familia Ezeiza y, como muchos herederos de viejos esclavos, lo había incorporado a su identidad. El primer vasco con ese apellido que llegó a estas tierras fue Jerónimo Antonio de Ezeyza Urrutume e Irazábal Pagola, un hombre nacido en Albistur, provincia de Guipuzcoa. Fue entre 1740 y 1770. Y seguramente alguno de sus descendientes fue quien contó al papá de Gabino como sirviente.
Lo cierto es que desde muy chico, el negrito Gabino se entreveró en las pulperías de su barrio y de San Telmo. Huérfano desde pequeño (su padre, como tantos de su raza, murió en 1867 en la guerra con Paraguay; su mamá había muerto un par de años antes), en esas pulperías conoció a Pancho Luna, un pardo anciano quien le enseñó los rudimentos de la guitarra.
Después de haber pasado por publicaciones de su comunidad (firmaba con el seudónimo de “Liberato” y hasta fue director literario del semanario La Juventud) Gabino Ezeiza optó por dedicarse al canto en forma permanente. Tenía poco más de 20 años, vivía en San Telmo y, aunque figuraba como de profesión jornalero, ya se perfilaba como payador. Su calidad de orador, capaz de improvisaciones impactantes, hacía que la gente lo siguiera en cada presentación.
Desde 1880 en adelante, su fama de gran improvisador y filoso contrincante en los contrapuntos, lo llevarían a la mayor popularidad. Sus enfrentamientos verbales con Nemesio Trejo, Pablo José Vázquez o Pedro Vázquez (dicen que lo enfrentó dos veces y en ambas Gabino fue derrotado) lo hacían figura. Pero para los historiadores, el mayor logro de Ezeiza fue cuando en esos choques de palabras venció a Juan de Nava, un payador uruguayo, a quien enfrentó en Montevideo. Fue el 23 de julio de 1884, en una cancha de pelota de la calle San José, entre Quareim e Ibicuy. Cuentan que más 300 personas se agolparon para ver esa tenida, consagratoria para Gabino. Por ese hecho, en la Argentina, se considera al 23 de julio como “El Día del Payador”.
Además, de sus muchas visitas a Uruguay quedaría aquel famoso saludo a Paysandú ( “Heroico Paysandú, yo te saludo / hermano de la patria en que nací / tus hechos y tus glorias esplendentes / se cantan en mi patria como aquí” ). Y también se haría leyenda su militancia política, primero en las huestes de Leandro Alem (Gabino participó en algunos enfrentamientos de la Revolución del 90 y hasta terminó preso) y después con Hipólito Yrigoyen. Curiosamente, Ezeiza murió a los 58 años en su casa del barrio de Flores el 12 de octubre de 1916, el mismo día en que Yrigoyen asumía su primera presidencia. Como herencia, quedarían diez hijos de su matrimonio con Petrona Peñaloza, al parecer bisnieta del “Chacho”.
Su fama de guitarrero payador y cantor siempre dijo presente en conocidos boliches de la Ciudad. Así lo vieron por ejemplo en el Café Oviedo, de Mataderos, o en el Café de los Angelitos, en Rivadavia y Rincón, donde cuentan que compartía mesa con Carlos Gardel y José Razzano. También grabó algunos discos con acompañamiento al piano de Manuel Campoamor. Este hombre está considerado entre los pioneros del tango. Y tal vez su obra más conocida sea el tango “La C…ara de la L…una”, dedicado a chicas que trabajaban en prostíbulos. Pero esa es otra historia.